2004/05/05

Marca

DEPORTIVO 0 1 OPORTO

UN PENALTI DE CÉSAR SOBRE DECO LO APROVECHÓ DERLEI
El Oporto dejó al Deportivo sin su final soñada
TOMÁS CAMPOS

· Así vivimos el partido

No hay peor cuña que la de la misma madera. Depor y Oporto disputaron una eliminatoria netamente táctica que se decantó del lado luso por juego, por ocasiones y por fe. El conjunto de Irureta ha tropezado cuando menos se esperaba tras su exhibición ante el Milan, pero en su defensa cabe decir que enfrente tuvo a un 'Miura' que aunque adolece de pegada vive de las mismas virtudes que los coruñeses.

El once de Mourinho disputa cada partido, cada pelota, como si le fuera en ello la vida. Su defensa es rápida y contundente, sin concesiones, mientras que su medular devora kilómetros sin dar un respiro al contrario. Hombres como Maniche y Costinha podrían disputar el maratón de los Juegos de Atenas con garantías, pero además son buenos futbolistas.

Si a todo ello unimos la calidad de Deco y Carlos Alberto y el oportunismo de Derlei, ya tienen ustedes armado a un posible campeón de Europa. Se dirá que su fútbol no tiene la plasticidad de otros, que reparten leña hasta el límite del reglamento, pero quien le niegue su mérito, su dominio del juego, es que no ve más allá de las diabluras de Zidane o las arrancadas de Henry.

Mal inicio
Tras las tablas de la ida, se esperaba a un Depor más agresivo, pero el temple portugués se encargó pronto de acabar con cualquier 'alegría' táctica de los coruñeses. Vayan un par de apuntes por delante: el primer disparo a puerta del Depor fue el minuto 36 y el primer córner, en el 62, tres después del tanto de Derlei.

Y no es que Molina tuviera trabajo a destajo, pero el Oporto tuvo casi siempre el partido bajo control. Tuvo además paciencia, una virtud básica en estas lindes, consciente de que su ocasión acabaría cayendo por su propio peso. Con todo, lo único reseñable en la primera mitad fue un remate franco de Valerón que el canario mandó fuera con Baia pidiendo clemencia con la mirada. No hubiera sido justo, pero a quién le importaba.

La segunda parte comenzó con susto. Derlei, que reaparecía en Champions tras varios meses lesionado, cabeceó al palo un centro envenenado de Deco. El portugués de origen brasileño volvió a erigirse en el mejor jugador del partido. De sus botas salió casi todo lo bueno que hizo el Oporto en ataque.

Aviso y puntilla de Derlei
El partido seguía por los mismos derroteros, con el Depor sumido en una profunda 'crisis de identidad' y el Oporto urgando en la nerviosa zaga gallega en busca de una estocada definitiva. Pudo llegar en el minuto 53, pero entonces César sacó la pelota limpiamente a Derlei. No debió quedarse conforme el central deportivista, porque poco después repitió la 'machada', sólo que esta vez se llevó por delante a Deco lo mismo que hubiera descarriado a un tren de mercancías. ¿Cómo se puede entrar así en una semifinal de Liga de Campeones?

La cosa fue que Derlei acertó a transforma la pena máxima y con tan exigua como jugosa renta el Oporto se dispuso a sortear de la mejor manera la media hora final. Hubo una tímida y loable reacción gallega y pudo llegar el empate en un cabezazo de Pandiani, pero la justa expulsión de Naybet acabó con cualquier atisbo de 'milagro'.

Irureta movió ficha, pero hacía tiempo que Mourinho era el amo del tablero. La entrada de Tristán dio algo de mordiente al ataque deportivista, pero la suerte estaba ya echada. Ahora se podrá cargar las tintas contra Valerón y Luque, contra Víctor y Pandiani, pero lo único cierto es que el Depor perdió ante un señor equipo que maniató a su rival y se cuela, eso sí, en la gran final tras marcar un gol de penalti en 180 eternos minutos.

Ficha técnica

0. Deportivo: Molina; Manuel Pablo, César, Naybet, Romero; Sergio (Tristán m.67), Duscher; Víctor (Scaloni m.55), Valerón, Luque (Fran m.72); y Pandiani.
1. Oporto: Baía; Ferreira; Costa, Carvalho, Nuno Valente; Costinha; Mendes (Bosingwa m.87), Deco, Maniche; Carlos Alberto (Pedro Emanuel m.68) y Derlei (McCarthy m.92).
Goles: 0-1 m.60 Derlei, de penalti.
Árbitro: Pierluigi Collina (ITA). Expulsó por doble amonestación al deportivista Nourredine Naybet (m.70). Asimismo, amonestó a Carlos Alberto (m.33) y a Mendes (m.80), del Oporto; y a Diego Tristán (m.90), por parte local.
Incidencias: El Rey de España presenció desde el palco de honor de Riazor este encuentro, correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones, que fue presenciado por más de 30.000 deportivistas y 4.000 seguidores del Oporto
Enviar um comentário